Traductor

Páginas vistas en total

miércoles, 18 de noviembre de 2015

El poder de las palabras

       A veces me gustaría que la palabra fuese algo más que un sonido, que su valor pudiera trascender en un mundo en el que mucho se dice y muy poco vale la pena escuchar. Estamos rodeados de símbolos, letras, iconos, y caemos en la hipocresía de crearlos y comprometernos a defender los ideales que representan mientras no hacemos sino lo contrario. Las palabras nos hacen actores de un teatro que se derrumba, cuando lo que deberían hacer es convertirse en espejos que reflejen lo que somos. ¿Por qué nos afanamos en ocultar la parte más oscura de nuestro ser pensando en el qué dirán? ¿Por qué profanamos el sentido último de la palabra y la delegamos únicamente a un ladrillo más en el muro que nos aísla de los demás? ¿No sería más sencillo cambiar?
      Las letras se crearon para escribir verdades y poner de manifiesto lo que somos, no al revés. Si digo a una persona "te quiero" debería hacerlo porque es cierto, porque merece la pena que lo sepa; sin embargo, hay cientos de razones por las que podría mentir y no sentirme culpable por ello. Vivimos en una sociedad en la que prima el interés por encima de la verdad, en la que cometemos errores y no nos importa. Y la palabra es su sierva. Si contásemos todas las falacias que hemos escuchado a lo largo de nuestra vida, con total seguridad no las recordaríamos todas o ni siquiera sabríamos que algunas lo eran.
      Las personas que son capaces de dominar un arma tan potente como el saber hablar tienen en sus manos la posibilidad de cambiar el mundo, pero nadie dijo que siempre tuviera que ser para bien. Basta con echar un breve vistazo a la Historia para entenderlo: Hitler, uno de los más temidos dictadores del siglo XX, responsable del holocausto judío, llegó al poder apoyado por el pueblo. ¿Por qué? Por su capacidad para mover a las masas con algo que parece tan etéreo como las palabras. Por suerte, las personas pueden ser crueles, pero pocas podrían equipararse a Hitler.
      Llegados a este punto, me gustaría dejar la maldad de la que se pueden impregnar las palabras a veces y el mucho daño que son capaces de hacer al mundo para centrarme en el extremo opuesto: el bien que conseguirían realizar si se diera un buen uso de ellas.
      Estoy convencida de que las palabras deben llegar a ser el cambio que necesita el mundo, si se da un buen uso de ellas. Me gustaría contribuir a ello, y creo que si todos los escritores y personas en general nos uniéramos podríamos lograrlo, que si yo digo "lo siento" sea porque realmente estoy arrepentida, que si escribo "quiero paz" no sea porque la sociedad cree que es lo correcto Parece lógico que funcione así y, a pesar de todo, nos engañaríamos si afirmásemos actuar siempre de este modo.
       Es un reto difícil, creer en lo que se dice, tener el valor para rectificar los errores, hablar y ser capaz de movilizar a las masas, hacer que tus palabras repercutan más allá de las cuatro pareces de tu casa. Lo sé, todas las mañanas al despertar me encuentro con los mismos obstáculos. A veces me frustra lo irrelevante que puedo llegar a ser en un mundo diseñado para que los que más tengan que decir más necesiten callar primero. Grandes consejos se han dado desde el origen de los tiempos y demasiados han caído en el olvido porque había personas con cosas muchísimo más vanas que compartir que la Historia se encargó de grabar. Y por eso tropezamos siempre con la misma piedra, porque, a pesar de las enseñanzas que otros transmitieron, consideramos más importantes palabras vacías.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Frase del mes

Frase del mes

Mi pequeña biblioteca

  • Alas de fuego. Laura Gallego
  • Alas negras. Laura Gallego
  • Crónicas de la Torre, el valle de los lobos. Laura Gallego
  • Crónicas de la Torre, la llamada de los muertos. Laura Gallego
  • Crónicas de la Torre, la maldición del Maestro. Laura Gallego
  • Crónicas de la torre, Fenris, el elfo. Laura Gallego
  • Cuatro muertes para Lidia. Enrique Páez
  • Donde los árboles cantan. Laura Gallego
  • Días de lobos. Miguel Luis Sancho
  • El Principito. Antoine de Saint-Exupéry
  • El diario de Ana Frank
  • El libro de los portales. Laura Gallego
  • El príncipe destronado. Miguel Delibes
  • Erik, hijo de Árkhelan, el ejército en la sombra. Miguel Ángel Jordán
  • Erik, hijo de Árkhelan, justicia y honor. Miguel Ángel Jordán.
  • Erik, hijo de Árkhelan.El amanecer del guerrero. Miguel Ángel Jordán
  • Hoyos. Louis Sachar
  • La crónicas de Narnia, el león, la bruja y el armario. C.S.Lewis
  • La mil y una noches
  • La tejedora de la muerte. Concha López Narváez
  • La vida es sueño. Calderón de la Barca
  • Las crónicas de Narnia, el caballo y el muchacho. C.S.Lewis
  • Las crónicas de Narnia, el sobrino del mago. C.S.Lewis
  • Niyura, la corona de los elfos. Jenny-Mai Nuyen
  • Uhlma, el ciclo de la fuerza. Miguel Ángel Jordán
  • Uhlma, el mundo de los sueños. Miguel Ángel Jordán
  • Una habitación en Babel. Eliacer Cansino

Premios

Contacto

Purple Bow Tie