Traductor

Páginas vistas en total

lunes, 13 de julio de 2015

¡Me enamoré del malo!-6 comsejos para evitarlo

      ¡Hola a todos! Aquí estoy de nuevo y pienso quedarme a molestar todo lo que pueda, como diría Katmiss. Esta vez se me ha ocurrido una reflexión de mis problemas de escritora que como son tantos pues me da para escribir bastante. Bien, pues hoy vamos a hablar de mi último trauma. ¡Me he enamorado del malo! Si no os ha pasado nunca seguid escribiendo y, en algún momento, os terminará pasando.
      ¿Que por qué me pasa? Porque los creo tan atractivos en todos los sentidos que así no hay quien les clave un cuchillo. Pero esta vez es diferente, ya que además de hacerlo especialmente "oh, dios mío", además se me ha ocurrido contar su historia y, como no siempre fue malo y tiene unas frases de esas de "ojj y un par de lagrimones colgando",  así no se puede. Y aquí estoy yo para quejarme.
      Si los personajes de quejan de mí por querer asesinarles, volverles buenos, o enamorarles del peor tipo que se me ha ocurrido, pues yo me quejo de ellos por ser tan adorables y condenadamente "adjsjh". Me entendéis, ¿no?
       ¿Y a qué viene esto, nuestra querida bloggera de psiquiátrico? Que se me ha ocurrido hacer una entrada buscando soluciones para ello, porque tengo que cargármelo al final del libro para que tenga un final happy, ¡Y NO PUEDO! Pensemos, queridos lectores mudos, pensemos (en plural porque estoy abierta a sugerencias que podéis dejar abajo, en esa parte del blog con telarañas que se llama comentarios :) ). También podéis aplicároslo a vosotros, o reíros de mi desgracia mientras yo lloro en los rincones (eh, NO)

            1. NO lo creas atractivo desde un principio y se acabó el problema.
         El más importante de todos y acabar de raíz con el trauma. Me da a mí que este ya no me funciona y, aunque podría haberlo aplicado, no lo hecho y nadie puede culparme por ello. No es tan fácil crear un personaje-ogro con la cara deformada, gordo y sudoroso que no atraiga ni a las moscas con su fuerte hedor. Bueno, vale, sí es fácil, y mucho, predisponer al lector para que lo odie mucho antes de conocerlo; pero no es divertido de escribir porque se supone que la gracia está en hacer sufrir al lector, que reflexione y sufra lo mismo que yo si al final decido cargármelo y si es tan feo como(ver dibujo adjunto) pues no se confunde ni le crea un dilema existencial sobre clavarle un cuchillo o querer besarle t no tiene gracia.
   

 2.Hazle de odiar: vuélvele agresivo, que mate a algún personaje que ames, que se quede con la chica, que le apeste el aliento, yo que sé, escríbele de tal modo que te sea IMPOSIBLE enamorarte de él.
      Qué bien se me da dar consejos, ¿no os parece? Y, sin embargo, tengo demasiados problemas y es curioso porque este truco ya lo he empleado y no ha servido para nada porque después se arrepiente y el pobrecillo sufre tanto que me lo contagia y seguimos con el problema.
     

      3.Si ya has decidido cargártelo porque s no el libro pierde sentido pues tápate los ojos mientras escribes o hazlo del tirón.
      ¿Y qué te hace pensar que eso servirá para que no me duela? Está en mi mente, escribo lo que antes he pensado; está en mi imaginación y no lo puedo sacar de ahí. No es como ver una película en la que te indigna lo que sucede y apagas la tele, no. ¡Es mucho peor! No puedes apagar la mente y desconectar mientras lo escribes porque el cerebro no sirve únicamente para maquinar asesinatos, también está lo de respirar y eso..., que nos parece insignificante cuando se nos presenta una dificultad como ésta pero es importante. NO SE PUEDE PONER EN OFF y ya está. Tampoco hay que intentarlo, ¿eh? 

         4. Vuélvele bueno y así ya no tiene que morir.
      Buen consejo, sí sí, muy bueno...sin embargo, mi poca e inexperta experiencia de intento de escritora me dice que morirá igual. Ya me ha pasado, sí, lo único que no estaba enamorada de ella porque era una chica y eso... aunque la idea es la misma. ¿Qué pasó al final? Terminó muerta. ¿conclusión¿ Los que han comenzado siendo buenos-malos-malísimos-te odio-te amo terminan muertos, sin remedio.

      5. Vete a un psiquiátrico que seguro que te tratan muy bien.
      ¡QUE NO ESTOY LOCA!, ¿VALE? Esto era broma, jeje, no sirve para nada y el trauma que provoca a veces escribir no tiene cura. Lo siento, tendréis que seguir aguantando a vuestra bloguera medio tarada con cambios de humor extraños. Sorry.

      6. Mátalo y vete a buscar un buen bote de helado de chocolate y una cuchara grande.
      Si ya el error es irremediable, ¡no sacrifiques toda la historia por un amor sin futuro! Respiras profundamente un par de veces y ¡PUMBA! En un par de párrafos narras su muerte y se acabó.
      ¿Y qué pasa después con mi vida, eh? ¡Supéralo! ¡No puedo! Pues vas a por una tarrina de helado, la cuchara grande, un par de paquetes de pañuelos, te encierras en tu habitación y lloras, hasta quedarte sin lágrimas o aburrirte, una de dos.

     

       Creo que ya basta por hoy. Espero que os hayan gustado mis consejos y que alguno de ellos os sirva. Yo, personalmente, creo que me decantaré por el sexto; de hecho, ya he comprado el helado. Je je. Si tenéis algo que añadir sigo abierta a comentarios, aunque eso ya lo sabéis. Un saludo y nos vemos a la próxima,..si es que je dejado de llorar.


3 comentarios:

  1. jajaja, vete a un psiquiatrico, lo veo una idea genial
    un beso

    ResponderEliminar
  2. Hola. me ha encantado. Matalo y comete un helado es genial, aunque creo que me entrarian arcadas o algo. Acabo de conocer tu blog desde Imperfect World y me quedo por aqui, espero verte por el mio, besos.

    ResponderEliminar
  3. Dios, me ha encantado esta entrada xD Es algo que a mí también me pasa. La verdad es que la que creo que es más efectiva es la sexta, aunque sea dolorosa para nosotros.

    ResponderEliminar

Frase del mes

Frase del mes

Mi pequeña biblioteca

  • Alas de fuego. Laura Gallego
  • Alas negras. Laura Gallego
  • Crónicas de la Torre, el valle de los lobos. Laura Gallego
  • Crónicas de la Torre, la llamada de los muertos. Laura Gallego
  • Crónicas de la Torre, la maldición del Maestro. Laura Gallego
  • Crónicas de la torre, Fenris, el elfo. Laura Gallego
  • Cuatro muertes para Lidia. Enrique Páez
  • Donde los árboles cantan. Laura Gallego
  • Días de lobos. Miguel Luis Sancho
  • El Principito. Antoine de Saint-Exupéry
  • El diario de Ana Frank
  • El libro de los portales. Laura Gallego
  • El príncipe destronado. Miguel Delibes
  • Erik, hijo de Árkhelan, el ejército en la sombra. Miguel Ángel Jordán
  • Erik, hijo de Árkhelan, justicia y honor. Miguel Ángel Jordán.
  • Erik, hijo de Árkhelan.El amanecer del guerrero. Miguel Ángel Jordán
  • Hoyos. Louis Sachar
  • La crónicas de Narnia, el león, la bruja y el armario. C.S.Lewis
  • La mil y una noches
  • La tejedora de la muerte. Concha López Narváez
  • La vida es sueño. Calderón de la Barca
  • Las crónicas de Narnia, el caballo y el muchacho. C.S.Lewis
  • Las crónicas de Narnia, el sobrino del mago. C.S.Lewis
  • Niyura, la corona de los elfos. Jenny-Mai Nuyen
  • Uhlma, el ciclo de la fuerza. Miguel Ángel Jordán
  • Uhlma, el mundo de los sueños. Miguel Ángel Jordán
  • Una habitación en Babel. Eliacer Cansino

Premios

Contacto

Purple Bow Tie